martes, 6 de enero de 2009

siendo vividos por la vida...

vuelvo con los pasos vírgenes: es lo que la tierra le hace a los humanos cuando viven unos días frente al mar: les devora un trozo de soberbia. los hace transparentes, casi humildes. y ellos, los humanos, resplandecen bajo el agua. vivir. ser vividos por la vida. vividos por la vida. sin escapatoria. no somos nada sin este corazón que late entre nuestra piel. entre nuestra carne sagrada. y deseo arrodillar mi espíritu ante lo inmenso que me ha traído a este presente. a la novedad de la virginidad a cuestas, cada día. quiero agradecer. arrodillar mi ropaje con humildad ante los seres que me han mirado, escuchado y enseñado. arrodillar mi mirada, agrandar mi gesto dulce, apartar mi gesto amargo y agradecer. agradecer con la boca llena de esperanza en estos que estamos siendo. estos poquitos que estamos siendo, y creciendo, y que latimos bajo tierra. bajo cielo. que latimos.
el amor atrae al amor: llegué a cabo polonio a descansar, desenredar mis hilos, desestresar, desnudar me. llegué con 9 días en blanco. para usar en sol y estrellas, en cosmos y amigos. en mar y mar y mar. la tierra me habló con la arena, me habló con las nubes, me habló con la voz de mis amigos que cantaron. y algún deseo apresuró la llegada de la uníón de la familia. la segunda parte del librovida de alejandro corchs. y quiero agradecer esta vida que me invade y que vuelve magia mi mirada sobre el mundo. y quiero agradecer la vida que me inunda con sabiduría silente, que calla mis temblores de humana. mis temores mayores. mis pasos en falso. mis pasos violados por otros que dijeron escuela.
pero vuelvo a cantar, vuelvo a sentir con claridad los pasos bajo tierra. los que me guían, los que me llaman, los que me educan con voz de viento, los que me calman en el corazón de la sombra, los que me dicen con ojos de árbol: confía en el sendero de la vida. confía en tu corazón de maga. confía en las manos que se abren, en los ojos que quieren entrar, en el calor humano. el fuego que nos salvará.

3 comentarios:

contraimaginarios dijo...

se vuelve y sin embargo, no hay retorno... en realidad es una forma distinta de retorno... me alegra que hayas pasado por ese momento. hay que hacerlo también en la city. :)
besos a esa luz maravillosa que llevás adentro.
amalia

olga leiva dijo...

besos, amalia, a la luz maravillosa que llevás adentro. namasté

guachita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.