jueves, 17 de marzo de 2011

para amarte debo asesinarte porque
el polen de tu cuerpo es una figura
en mi cama y reconozco tu perfil
cuando no te miro porque lo veo
como una mancha de humedad en la
espuma del café o en el mapa de
cielo o en la puerta de los sueños
o en mi corazón hambriento

2 comentarios:

alberto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
juan dijo...

olga mi nombre es alberto la tensión de una verdad: siempre hay un asesino, y un corazón hambriento.
saludos