miércoles, 18 de abril de 2012

CANTO A LA NOCHE DE LA SIEMBRA

Porque he difuminado los bordes de la noche
para que huyamos en madrigueras de trigo Y
porque sabiendo que la sombra nos sigue
nos levantamos la piel con violencia Porque
la copa de los árboles alargadísimos del
Bosque de Manzanos está ardiendo con el
resplandor del sol Yo te agarro de la mano
y corro por las praderas mientras la duda
nos persigue No hemos decapitado a nadie y
sin embargo hay sangre en nuestras manos Nos
hemos manchado con miedos antiguos Pero ya no
son nuestros Corramos como las siete hermanas
cayeron Como los lobos corren por el
castillo de Hassan-I-Sabbah Como nosotros
corrimos por el amor mientras nos amamos Ven
No huyas a mi espalda Las flores están listas
para ti

2 comentarios:

Nicolás Nunca dijo...

Qué hermoso.

Que no huya.
Y no huyas vos.


Un abrazo.

olga leiva dijo...

gracias nicolás, que no huyamos más...
otro abrazo para vos